orgullosa por siempre

Dinero sucio: analista asegura que la minería ilegal tiene vínculos con el narcotráfico

Publicado: 2012-03-20

(ANDINA). Existe un “vínculo innegable” entre los financistas de la minería ilegal y el narcotráfico, pues esa actividad extractiva al margen de la ley es usada para el lavado de activos, afirmó hoy el analista en temas de seguridad, Rubén Vargas.

Comentó que la minería ilegal y el narcotráfico son las fuerzas fácticas en Puno y Juliaca, donde se suma el contrabando; mientras que Madre de Dios es la zona de producción del oro ilegal y la ruta de paso del tráfico de drogas a Brasil y Bolivia.

Consideró, por ello, “positivas” las medidas contra la minería ilegal dispuestas por el Gobierno y opinó que, en el caso de Madre de Dios, por el devastador accionar de dicha actividad sobre el medio ambiente, las autoridades deben simplemente aplicar la ley.

“No hay nada que negociar con una actividad como la minería ilegal que arrasa con todo, que genera prostitución, trata de personas, corrupción; no se puede claudicar y las autoridades deben cumplir con su responsabilidad de controlar y sentar el Estado de derecho”, declaró a la Agencia Andina.

Mineros informales de Madre de Dios se declararon en huelga indefinida esta semana en rechazo a decretos del Gobierno que penalizan la actividad minera ilegal y establecen un control de los insumos químicos usados para esos fines.

El especialista advirtió que, en vez de defender el medio ambiente, algunas organizaciones como la llamada Federación Nativa de Madre de Dios (Fenamad), apoyan a los mineros informales y reclaman que se autorice la actividad minera destructiva en zonas de protección dentro del propio territorio de las comunidades nativas.

“Es inaceptable que la Fenamad esté junto con los mineros ilegales oponiéndose a todo un conjunto de medidas impulsadas por el Gobierno nacional que buscan proteger el medio ambiente de las comunidades nativas”, precisó.

Al respecto, cuestionó que dirigentes de comunidades nativas puedan avalar la actividad minera en los ríos y bosques amazónicos, y pidió que los representantes de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) se pronuncien, dado que Fenamad es una de sus bases más importantes.

“No es posible que el señor Pizango, líder de Aidesep, guarde silencio, cuando una de sus principales bases como es Fenamad, está junto con los mineros ilegales”, añadió.

Según estimaciones oficiales, unas 30.000 hectáreas de bosque amazónico han sido afectadas por la minería ilegal de oro en Madre de Dios, donde el mercurio es vertido a los ríos amazónicos y a los terrenos aledaños.


Escrito por

La mula

Este es el equipo de la redacción mulera.


Publicado en

Minería Informal

Otro sitio más de Lamula.pe